Biobío es un actor principal en nuestro escenario energético

Muchas veces al plantear ideas y proyectos en beneficio del desarrollo de una comunidad se buscan ejemplo de otros países y lugares con características similares. Sin embargo se trata de un ejercicio prácticamente imposible de aplicar en el tema energético; donde cada caso es único en cuanto a características geológicas y ambientales, así como normativas, acciones ciudadanas y estrategias de progreso. 

La Región del Biobío es un claro ejemplo de lo anterior. Si analizamos las cifras a nivel mundial notamos que en la matriz energética prevalece la generación de energía con base a hidrocarburos (carbón, petróleo y gas). Pero si se considera el sistema interconectado central, que nutre de electricidad a cerca del 90% de la población, la constitución de la matriz es totalmente distinta. Allí el agua asume un papel protagónico gracias al aporte de la Región del Biobío, la cual bien podría considerarse la capital energética del país, por tener la mayor capacidad instalada y abastecer de electricidad a otras regiones del país.

Actualmente hay 54 centrales de generación de energía eléctrica en la Octava Región, produciendo un total de 15.3 mil giga watts , capacidad que aumentaría considerablemente tras la aprobación de los estudios ambientales para otros 56 proyectos con una inversión estimada de 7.255 millones de dólares. Lo anterior, está en la senda de los objetivos trazados en la Agenda de Energía, tendiente a diversificar la matriz, así como la competencia entre los actores en generación, permitiendo así disminuir precios, tanto para las familias, como para la industria. Hoy el costo de la energía en Chile es el más alto de Latinoamérica, lo que intercede notoriamente en las perspectivas de crecimiento económico.

Las políticas públicas en materia energética además apuntan a dar mayor presencia a las energías renovables, ya sea para disminuir la dependencia de otros países productores así como una orientación más amigable con el medioambiente. La mayoría de los proyectos en proceso corresponden a sistemas hidráulicos, pero además se suman opciones menos convencionales como la energía eólica con presencia en Los Angeles y la implementación de una central en Lebu. A ello se agregan incipientes y promisorias iniciativas en energía solar que en el norte se están haciendo cada vez más comunes debido a que Chile cuenta con las condiciones más propicias a nivel mundial.


Tips de Ahorro:

La eficiencia energética no es un asunto que sólo involucre a las industrias o que se limite a las políticas de Gobierno y la gestión de la empresa privada. Todos podemos contribuir y beneficiarnos de una buena estrategia de ahorro, comenzando, literalmente “por casa”. Datos de consumo responsable te servirán para cuando llegue la cuenta a fin de mes.

  • Súper simple: Apaga las luces en lugares donde no se encuentren personas. Para empezar.

  • Los computadores deben ser configurados para que opere el protector de pantalla, pero es más recomendable que se configure para que se apague después de un tiempo razonable sin actividad. 

  • Limita el uso de ascensores. Si puedes subir escaleras, pues hazlo. Además de ser un excelente ejercicio es una buena manera de ahorrar energía.