“Es hora de valorar la opinión de la comunidad”

El parlamentario e integrante de la comisión de Medioambiente comentó algunos temas conflictivos del sistema actual como la inequidad tarifaria, las obligaciones empresariales y la demonización de los proyectos.

A la hora de conformar una política pública sólida y clara, el Congreso cumple con un papel fundamental; en especial a la hora de evaluar proyectos y establecer un marco regulatorio que incluya las obligaciones que deben cumplir las empresas que ingresan al rubro.  Entre quienes han estado pendientes de aquel cometido destaca la figura del diputado Marcelo Chávez, no sólo por representar a una zona clave como la nuestra; sino también por ser integrante de la comisión de Medioambiente.

En exclusiva para On/Off, el parlamentario demócrata cristiano que representa al distrito 45 comentó algunas inquietudes que hoy están en el tapete y que se discuten en el congreso, destacando la urgencia de normar para que las comunidades sean beneficiadas en casos de instalación de centrales, un paso que ya está en tramitación y que está entre los mandatos de la actual administración.

¿Existe en Chile una normativa clara y rigurosa respecto a los derechos y obligaciones que deben cumplir las empresas de energía que participan o que quieran sumarse al mercado?

A mi juicio es muy necesario que los proyectos que provoquen una afectación a las comunidades donde se emplazan, tengan fijada una normativa que establezca un mecanismo de compensaciones. Esto en materia legislativa existe en países como Estados Unidos; mientras que en Chile debiéramos hacer una legislación que efectivamente norme al respecto.

La necesidad no sólo surge en lo que ha sido la práctica de muchos de estos proyectos. Ello además permite darle un marco de estabilidad y de reglas de juego claro no sólo a las empresas sino también a las comunidades, ya que cuando se habla de la responsabilidad social empresarial muchas veces lo que presenciamos es una suerte de compra de voluntades que termina generando grandes divisiones más que un beneficio en la comunidad. Eso es algo que destruye el capital social de barrios y de comunas; por lo que resulta pertinente estudiar mecanismos claros y regulados.

¿A qué se debe y que plan debemos seguir para terminar con la «demonización» de los proyectos energéticos?

Yo creo que esta demonización se aborda con dos factores a corregir. Por una parte el sistema de evaluación de impacto ambiental está al debe en lo que dice relación con la opinión o la participación de las comunidades.  El diagnóstico es súper claro en esta materia, puesto que estos procesos de participación ciudadana, que se dan en marco del sistema de evaluación de impacto ambiental, son meramente formales (no vinculantes) y no dicen relación con procesos efectivos en que la opinión de la gente tenga algún valor y algún sentido en relación al proyecto que se está evaluando. 

Por otra parte, la demonización también se aborda en términos de que las comunidades tienen que velar que estos proyectos cumplan los estándares legales y ambientales. También puede significar una oportunidad para el desarrollo local en vez de visualizar los proyectos como un atentado contra su progreso y bienestar. Por ello es necesario que cada nueva iniciativa tienda a generar compensaciones regladas que aporten valor positivo a una zona. 

El sistema actual hace que las comunas con menos habitantes deban pagar más por energía eléctrica. ¿Que se está realizando para terminar con esa inequidad? ¿Cuál es la tramitación para que se concrete el anuncio presidencial respecto a disminuir las tarifas en algunas localidades de nuestra región?

Esta premisa parte de la base que existe una inequidad tarifaria que afecta a diversas comunas del país y que aquellas que son productoras o hacen una mayor contribución de energía no se ven beneficiadas por el esfuerzo que realizan. Es por ello que la Presidenta Bachelet ha señalado y planteado la necesidad de tramitar una ley de equidad tarifaria, pero también de compensación o “premio” para aquellas comunas que son promotoras o líderes en materia de generación eléctrica. 

Es por esto que hace semanas atrás,  el ministro de Energía, Máximo Pacheco ingresó a tramitación parlamentaria un proyecto de ley que apunta a que no existan estas diferencias tan abismantes entre el costo de energía entre una localidad y otra. El compromiso en esta materia es que ninguna comuna del país pague más allá del10% del promedio nacional, y en segundo lugar que aquellas que producen energía tengan una bonificación. Esto es algo que debemos apoyar fuertemente como país.

La Presidenta ha cumplido con el compromiso de enviar este proyecto de ley y ahora la palabra la tiene el Parlamento. Yo espero que esta iniciativa sea prontamente una ley de la república a fin de establecer estas condiciones de equidad en tarifas de electricidad y también que aquellas comunas que han tenido que soportar proyectos de generación eléctrica vean compensado dicho esfuerzo en el pago que realizan en sus cuentas de luz.